Mala Leche

Hace exactamente un año, mientras Los Pumas entrenaban en Wellington, Felipe Contepomi intentaba ver sí podía jugar ante Escocia y se probaba pateando a los palos.

Faltaban unos días para dicho encuentro, el que definía todo, y el apertura y capitán estaba mal. Un golpe en la cintura había sido la causal de que no estuviera ni siquiera, al 50% de sus posibilidades físicas.

Por eso, no entrenaba a la par de sus compañeros. Sí, en cambio, probaba patear (ver foto). Insistentemente.

En la conferencia de prensa posterior a ese entrenamiento, Phelan dio el equipo y lo incluyó entre los titulares, ante el estupor y la incredulidad de algunos de los que estábamos presentes.

Un colega le preguntó a Phelan si era correcto incluir en ese partido definitorio a un jugador que estaba al 50% de su capacidad.

Contepomi tomó la palabra y dijo, en una frase que quedará en los anales de las respuestas en las conferencias de prensa: “esa es una pregunta mala leche”. La anécdota estaba sellada.

En el partido felipe se inmoló en todas las pelotas que tocó. En una de las únicas (si no la única) que decidió abrir, fue la que terminó en el try de Lucas González.

Amado, odiado, venerado, vilipendiado… Felipe Contepomi, un año atrás, en una de las suyas, con su sello de crack.

 

Texto y foto, Eugenio Astesiano. @ugeastesiano

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s