El Grand Stade Metropole Lille es impresionante, tremendo, imponente, una maravilla aquitectónica.

Una joyita hoy a la mañana.

Pero parece que su pasto está como estaba el del Único de La Plata cuando la Copa América: de terror. Para comprobarlo, me acerqué al estadio a ver qué tan mal estado tenía.

Y así está:

El pasto de GSM Lille, en muy mal estado, hoy.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s