Luz Verde

Tan de moda en estas épocas todo lo relacionado al verde, el primer partido del Seis Naciones 2013 no fue la excepción. Irlanda, sosteniendo su final de temporada 2012, venció a gales en Cardiff por 30 a 22, pero el resultado no es reflejo de lo visto en el campo. ¿O sí?

Irlanda tuvo un primer tiempo de ensueño. Dominó con absoluta claridad en todos los aspectos del juego e, individualmente, cada jugador irlandés dominó a su rival. En cada ataque, bien manejados por Murray y Sexton –que con tiempo y espacio es letal- los verdes siempre hicieron gala de virtudes que expusieron la fragilidad defensiva y actitudinal de su adversario.

Picante O’Driscoll –BOD regresó al seleccionado para jugar su partido 120 en lo que puede ser su última temporada con la 13 esmeralda- inquietante Zebo, agresivo Gilroy y potente Kearney, los backs visitantes jugaron a voluntad. Por supuesto, gracias el dominio de los delanteros que amalgamados y bien concentrados en transportar la pelota hacia adelante conpotencia y velocidad en el espacio, aniquilaron a la tercera línea galesa, completamente ausente, de flojísimo rendimiento y sin actitud.

Llegaron así los tries de Zebo y Healy y los puntos anotados por Sexton, para que ese parcial de 23 a 3 para los de Kidney fuera tan justo como lo fue de escaso. Lo pobre de Gales puede resumirse en que nadie entendió (mucho menos su medioscrum Phillips, de un presente negro), ni su apertura Dan Biggar (lento, previsible, anodino) cómo y por qué lugares y con qué enjundia debía jugarse este partido. Muy mal Gales. Reforzamos el “Muy”

En el complemento, que inició con try de O’Driscoll, parecía todo sentenciado. Pero el cambio de Tipuric por Shingler en el local modificó el espíritu y con más vergüenza que cualquier otra virtud rugbística, se le fue encima a Irlanda que cambió el switch de ataque por defensa y a puro tackle (con algunos penales y dos tarjetas amarillas) se las ingenió muy bien para detener a Gales que, insistimos, tuvo demasiadas deficiencias (¡los pases!, ¡el line out!) como para inquietar realmente a su rival. Pero hubo tries galeses y esa reacción los acercó en el resultado, pero sin un juego que demostrara una reacción pensada, sino espontánea.

El partido terminó con un local de mejor semblante, pero con preocupaciones de toda índole por delante. Irlanda, en cambio, se llevó lo que fue a buscar y que muy pocos dudaban que iba a concretar. Hubo luz verde en el Millennium. Prioridad de paso, tal vez, al título.

EA

2 comentarios sobre “Luz Verde

  1. Excelente raconto de los hecho Eugenio! Coincido totalmente. La levantada del Dragón se da a partir del cambio de postura de Irlanda, que comodo en el resultado se relajó un poco, a mi entender, y se dedicó a “testear” sus herramientas defensivas. Signo de admiración en cuanto a la cantidad de penales y las amarillas, no te parece? Impresionante la actitud, como es habitual.
    Me parece clave el partido de la próxima semana, ganandole a Inglaterra le quedaría un solo rival duro. Ojalá esté sea un año verde. Ojalá sea el año del Trébol! Abrazo grande!

    1. Gracias Tulio! Demasiados penales (de IRL) sobre todo en el segundo tiempo. Bien las amarillas, pero no sé… Poitier no me cierra demasiado, cuestión de gustos. Lo de Rolland fue más consistente luego. Y si, el partido del domingo próximo en Dublín es mitad del Torneo para IRL e ING. Partidazo con mayúsculas. Un abrazo grande y gracias por estar siempre!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s