Tú, yo, nosotros, ellos, todos. Ha sido emotivo, pero no se ha jugado bien.

Pues, parece que el asunto, la cuestión o el problema -si es que lo es- es dilucidar si los British & Irish Lions tuvieron un tour magnífico por Nueva Zelanda, o no.
Ya hablaremos oportunamente de los All Blacks. Como no siempre es fácil separar la paja del trigo en este fardo de opiniones de los que dicen o pontifican que si como los que no, y sólo por abrir el debate con quienes quieran o tengan siempre argumentos para debatir, ponemos algunas consideraciones para ser analizadas en contexto. Hay más, seguro, pero son las primeras que se nos vienen a la cabeza.

1. Claramente los turistas no llegaban como favoritos. Se vuelven con el pecho inflado de emoción, pero han jugado bastante mal, tan mal como lo han hecho los All Blacks, que sintieron la presión porque este evento representa un hito en la vida de sus protagonistas y la sintieron. No se jugó bien al rugby, salvo destellos.
2. Steve Hansen no tuvo problemas en el primer test de la serie para imponer su juego. Una actuación convincente de los All Blacks dejo por un lado a Gatland al borde del ridículo y a los jugadores en un cúmulo de críticas. Los Lions jugaron en Auckland un rugby de poca calidad y fueron superados sin inconvenientes por una diferencia que debió haber sido más amplia inclusive. Peter O’Mahoney pagó los platos rotos de ese partido. Gatland no lo tuvo más en cuenta.
3. El segundo partido en Wellington tuvo condimentos que fueron la expulsión de SBW, la no expulsión de Vunipola, la jugada del final con polémica (porque podremos discutir mucho, pero la polémica existió) y una victoria de Lions que llegó por obra y gracia del esfuerzo de algunos jugadores que rindieron en alto nivel individual: Jon Davies, Tahdg Furlong y sobre todo, Sean O’Brien y Alun Wyn Jones.
4. Para el último Test, Gatland hizo más de lo mismo. Abusó de la seguridad de Murray con los cajones y no usó como pudo hacerlo al doble pivot para atacar más por el lugar más débil de los All Blacks: por el centro de la cancha.
5. El partido -la Serie- se iba a definir en el piso, como todos. Porque ese es el escenario central, el breakdown y cómo, quiénes y con cuántos se resuelve: quién es más rápido y está más atento para hacer el mayor daño con el menor desgaste posible y allí, en eso, los Lions fueron mejores.
6. Falló mucho B&I Lions en las formaciones fijas. Una barbaridad, en lo que se suponía su mayor fortaleza.
7. Será la casualidad, pero en el único test arbitrado por un referee del Hemisferio Sur (Peyper), los B&I Lions pasaron serios problemas. En los otros dos, fue al revés. Y si lo del segundo partido fue flojo en arbitraje, lo del tercer test…
8. Que Itoje esto, que Itoje lo otro: que es un gran jugador, si, pero al lado de lo que ha hecho Alun Wyn Jones (con 9 Test seguidos en los Lions) le falta todavía mucho carretel por gastar. La expectativa superó a su juego. Lo hizo bien, pero no fue el redentor de los Lions, ni muchísimo menos.
9. Furlong, O’Brien y Davies, tres fuera del hype mediático, fueron los mejores de los B&I Lions en la serie.
10. ¿Cuántas veces más en el año veremos a los All Blacks perder tantas veces la pelota, tantos turnovers y problemas en el manejo?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s