Mirar el partido es mirar también más allá

Si el partido ante Lions le dejó información valiosa a Gonzalo Quesada -tal como él mismo señalara en la conferencia de prensa- es bastante probable que la que vamos a compartirles a continuación sea parte de ella.

Por Eugenio Astesiano

Está claro que si Jaguares adoleció de algo fue, sobre todo, de dos cosas: capacidad de generar quiebres y concretarlos y de solucionar todos los inconvenientes y problemas que Lions le generó en el breakdown y en la zona en derredor de los mismos.

Y por cierto, algo más: los turnovers, que resultaron claves en acciones particulares.

Dicho esto, en líneas generales el equipo no jugó mal, sino que lo que se advirtió es una administración de bastante menor calidad a la deseada. El juego prolijo, el dominio ejercido y el desgaste resultante de ello, resultaron inocuos ante una defensa ordenada.

Detalles a señalar que suman a la explicación:

Todas las estadísticas que se extraen del partido, resultan un espejo de lo visto. La comparación de los siete equipos ganadores y de Jaguares tal vez ayuden a corroborar ciertas cosas señaladas oportunamente ayer durante el partido y en la crónica del mismo.

En quiebres, ante Lions, tuvo la mitad. Jaguares, en el debut del 2018, curiosamente, perdió por 8 puntos ante Stormers  (1 v 3 tries, igual que ayer) y tuvo apenas 8 quiebres. El año pasado, en ese partido, el talón de Aquiles fueron las formaciones fijas. Este año lo fueron los rucks, ante un rival que es “el puto amo” en esta situación y sobre quien no se tuvo éxito alguno en eludir la amenaza de Malcom Marx, que era una fija. Tal es así que jugó los ochenta minutos. Ganar sólo el 91.3% es muy bajo.

Los turnovers… 22 es mucho, demasiado. Se puede entender en un primer partido de súper nivel y súper exigencia después de no haber tenido salvo el amistoso ante Uruguay (un partido sui generis), pero este número debería ser al máximo en la temporada. Nada más de 15 resulta adecuado en este nivel.

Y los penales: dos en los minutos iniciales. Catorce en total (¿algunos finitos? Si, definitivamente) pero ahí están en la planilla. Otra vez, demasiados.

Más que a Bulls, rival conocido y que sabemos con qué va a venir a hacer daño (le ganó al Stormers con el peor partido de la última década, posiblemente), lo que hay que mirar es a Crusaders que le ganó con lo justo a Blues, que será el tercer desafío para Jaguares.

Para los de Canterbury: más del doble de Clean Breaks, la mitad de turnovers, el más alto porcentaje de rucks ganados y si, muchos penales.

Pero es Crusaders…

Una semana tienen Quesada, Bordoy y Fernández Miranda para usar toda la información recolectada, en su favor. Para ellos será como afinar una guitarra que no se ha tocado por mucho tiempo. Si bien no sonó mal, puede y tiene que sonar mejor y para eso, habrá que apretar ciertas clavijas y tal vez, cambiar algunas cuerdas.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s