Se ve y se nota

Por Eugenio Astesiano

Nuevamente, Jaguares venció en Australia una vez más. Y una vez más, a Waratahs. Y una vez más también, con sufrimiento autoinflingido por espacio de quince largos minutos. Sin embargo, el aplomo, la claridad, la lucidez, la táctica aplicada y la estrategia general resultaron exitosas. Mérito del Staff, pero mucho de los jugadores. La experiencia en el Super Rugby empieza a curtirlos.

Las reacciones en Argentina sobre todo y en los países de Sanzaar también, no se han hecho esperar ni bien se confirmó que Jaguares, y tras su victoria, quedaba como líder -y en solitario- de la conferencia sudafricana con sólo tres fechas por delante. A Quesada y compañía le quedan Reds -allá- y después Sharks y Sunwolves, ambos en Vélez.

Típicas reacciones en Argentina pre y post partido, versión uno: “ahora que ganan y ganan, Jaguares son Los Pumas y claro, es un seleccionado, cómo no va a ganar. Las otras franquicias no son seleccionados...”
La versión dos le mete una variante: “¡Los minutos de estos jugadores! Juegan un montón de minutos… van a llegar rotos, reventados, cansadísimos (al Mundial)…
La versión tres es un poco más compleja, porque mezcla desidia, desconocimiento y busca generar confusión al hacer conclusiones tan erróneas como irrelevantes que los que las leen, subidos al pony de la ignorancia como los que las escriben, avalan y repiten: “Quesada mete un montón de cambios de un partido a otro, ¿tantos cambios? Es un signo de debilidad… el equipo se resiente en su estructura…

Esto habla de todos.

Este 2019 es año de Mundial y basta revisar lo que ha pasado en años mundialistas, cuando el desarrollo del torneo es diferente al de otros años. Por eso, ojo con Reds y Sharks. La subestimación de estos partidos es un peligro latente. Contra Reds, Samu Kerevi es su carta de presentación, es el jugador en que basan su ataque y carta ganadora. Pero sobre todo, ojo contra Sharks, que es contra quien hay que concretar un triunfo que tiene que ser inapelable. La diferencia de puntos hoy entre el último de la Sudafricana -Stormers- y Jaguares es, con quince puntos en juego, de tan sólo 6. Con la paridad que hay, es la nada misma. Y con las ventajas que supone salir primero en la Conferencia, de más está decir lo que significa jugar contra un rival directo.

Cada partido de esta gira por Oceanía parece haber dejado enseñanzas aprendidas del partido inmediato anterior. Y todos fueron plataformas superadoras del que los precedió. Este de Waratahs dejó algo más: la paciencia en momentos álgidos en ataque y en defensa y los pocos penales por offside, que son ciertamente los más evitables de todos. Y un sólo penal en el primer tiempo, una vez más. El scrum no pasó sobresaltos, salió rápido por canal uno y a jugar afuera que es donde está la fortaleza de este equipo que sigue demostrando que también, jugar de pelota recuperada o contraatacar en transición defensa-ataque, es sumamente peligroso.

Por supuesto, contar con Tomás Cubelli y Ramiro Moyano en estado de gracia, también es un plus que hay que agradecerles. Pero atención, non ha habido jugador que no haya crecido en su rendimiento y en eso también, hay méritos de lo que le dan la confianza. Mea culpa en estas líneas para con Tito Díaz Bonilla. Le han dado esa confianza y ha respondido acorde y mucho más.

El debutante Lucio Sordoni no sólo cumplió en el rato que le tocó jugar, sino que además pescó la pelota de un partido que terminó con Waratahs a la búsqueda de dar vuelta la historia, que no había hecho demasiado por ello porque se tuvo que defender mucho -y lo hizo realmente bien- pero cuando encontró sus escasas oportunidades, fue a por ellas y obtuvo resultados. Eso y una nueva amarilla tienen que poner en alerta al equipo. Reds, el próximo rival, si bien cayó ante Chiefs, lo tuvo a maltraer en Hamilton y no se lo ganó de casualidad.

Jaguares tiene que ocuparse y no preocuparse. Tampoco, desenfocarse. Que se haya dado la lista preliminar para el Mundial y que inexplicablemente Gonzalo Quesada no vaya a ser de la partida en el Staff de Los Pumas, dejó atónitos y boquiabiertos a muchos. Pero como el entrenador tiene el apoyo de los jugadores y están todos encolumnados y convencidos de qué hay que hacer, eso es lo fundamental. Se ve. Y se nota.

 

Credito Ph. Jaguares

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s