Crumbs or bread? / ¿Migajas o pan?

By Eugenio Astesiano

Tough times ahead for rugby. When? Now. Not just economically, but financially. Not just with the budgets, but with the incomes and possible revenues. All lost.

The unions, the clubs, the tournaments, CEOs, CFOs, administrative employees, looking up and praying (in many cases) for help…

Rugby, reduced to money: Pounds, Dollars, Rands. And politics.

The game, the players, the fans? nowadays, forgotten.

Players, however… not really or not after all. Money cuts affected directly to them too.

Well, not everyone are infected by covid19, but all are affected.

In rugby, at all level, this scenario shows the fragility of a system based in statu quo, in traditions that remain untouched even though signals, in the last decade, turned on the red lights intermitently: “Danger right around the corner, danger right around the corner”, it said… Now we’re round the corner.

Agustín Pichot represents today, as he had represented it before, the prototype of “the system anti system”, the “out of the box thinking” and a way of life and make businesses very different to they used to, and also represents the way that the new sports managers -the younger generation- grow and grown with and within the sport… he represented that and he is the voice of the disruptive in the middle of a conservative world, which he knows very well.

AAnd that’s the fact: He knows (it seems at least) how to do the reformation that he is proposing to do. He’s been proposing it from a long time ago. Probably, Beaumont also wants to do it (in words at less), but Pichot seemed to be the guy that made that proposals to run those changes it in the last four years and all (the conservatives) said “yes, but wait for your turn. You’ll get it in a way or another in the future”.

The craziest thing is that they know Pichot very well, as well as he knows them, and all knew (all are all) that he wouldn’t wait for his chance, but to go after it in his very first one.  They didn’t realize how close it was. He did. Pichot doesn’t wait.

Big unions and small ones around the world also know something very well indeed: Whoever win or lose the elections, Rugby scenario wont be the same from now on.

In the last twenty five years, since rugby became professional, Pacific islanders and Tier 2 and 3 nations received only crumbs when they prayed for some bread. Wouldn’t be a smart move to bet for a new baker?

Has sense, hasn’t it?

With Javier Señaris interviewed Pichot. You may listen him following this link.

…………………………………….

Se avecinan tiempos difíciles para el rugby. ¿Cuándo? Ahora. No sólo económicamente, sino también financieramente. No sólo con los presupuestos, sino con los ingresos y posibles ingresos. Todo perdido.

Los sindicatos, los clubes, los torneos, los CEOs, CFOs, empleados administrativos, mirando hacia arriba y rezando (en muchos casos) por ayuda…

El rugby, reducido a dinero: Libras, Dólares, Rands. Y la política.

El juego, los jugadores, los aficionados… hoy en día, olvidado.

Los jugadores, sin embargo… no realmente o no después de todo. Los recortes de dinero les afectaron directamente a ellos también.

Bueno, no todos están infectados por covid19, pero todos están afectados.

En el rugby, a todos los niveles, este escenario muestra la fragilidad de un sistema basado en el statu quo, en tradiciones que permanecen intactas a pesar de que las señales, en la última década, encendieron las luces rojas de forma intermitente. “Peligro a la vuelta de la esquina, peligro a la vuelta de la esquina”, decía… Ahora estamos a la vuelta de la esquina.

Agustín Pichot representa hoy, como lo había representado antes, el prototipo del “sistema anti sistema”, el “pensamiento fuera de la caja” y una forma de vida y de hacer negocios muy diferente a la de antes, y también representa la forma en que los nuevos dirigentes deportivos -la generación más joven- crecen y se desarrollan con y dentro del deporte… él representó eso y es la voz de los disruptores en medio de un mundo conservador, que él conoce muy bien.

Y ese es el hecho: Él sabe (al menos eso parece) cómo hacer la reforma que se propone hacer. Lo ha estado proponiendo desde hace mucho tiempo. Probablemente, Beaumont también quiere hacerlo (en palabras al menos), pero Pichot parecía ser el tipo que hizo esas propuestas para llevar a cabo esos cambios en los últimos cuatro años y todos (los conservadores) dijeron “sí, pero espera tu turno”. Lo conseguirás de una manera u otra en el futuro”.

Lo más loco es que ellos conocen a Pichot muy bien, así como él los conoce a ellos, y todos sabían (todos son todos) que él no esperaría su oportunidad, sino que iría tras ella en la primera. No se dieron cuenta de lo cerca que estaba. Él lo hizo. Pichot no espera.

Los grandes sindicatos y los pequeños de todo el mundo también saben algo muy bien: Quienquiera que gane o pierda las elecciones, el rugby no será lo mismo de ahora en adelante.

En los últimos veinticinco años, desde que el rugby se convirtió en profesional, los isleños del Pacífico y las naciones de nivel 2 y 3 sólo recibieron migajas cuando rezaron por un poco de pan. ¿No sería una decisión inteligente apostar por un nuevo panadero?

Tiene sentido, ¿no?

Pueden escuchar la entrevista completa que realizamos junto a Javier Señaris para nuestro podcast, aquí:

 

A new age has begun

Por Javier Señaris y Eugenio Astesiano

No importa lo que pase en las próximas elecciones de World Rugby, el mundo del deporte no volverá a ser el mismo. Eso lo tiene claro Agustín Pichot y por eso se presenta como contendiente al statu quo reinante.

Es curioso que el himno de World Rugby diga (y lo haga desde 1987):

It’s the world in union

The world as one

As we climb to reach our destiny

A new age has begun 

Hasta ahora, ha cambiado mucho para que nada cambie. Agustín Pichot buscará hacer realidad esa nueva era del último verso de la estrofa, ese que dice mucho pero que nadie se ha tomado el trabajo de poner en marcha.

De su estrategia, de sus anhelos, de sus proyectos, de sus temores y de sus puntos álgidos, hablamos con él en esta entrevista que está disponible en nuestro canal de IVOOX.