El Torneo del Interior es plata bien invertida

Por Eugenio Astesiano

Arrancan en simultáneo este sábado 10/8 el Torneo del Interior y el Torneo del Interior B. No deja de ser una buena noticia porque el rugby argentino no es sólo Jaguares y Los Pumas. De hecho, los niveles de inversión para llevar adelante estos torneos son importantes para el medio local.

Y sí, las quejas de por qué no se juega el Campeonato Argentino de Mayores son aún recurrentes y en algún punto, se extrañan algunos de esos partidos, pero al igual que como pasa en la Currie Cup y la Mitre 10, el público ayudó porque ese campeonato fue, de a poco, perdiendo el interés. ¿Eso fue determinante? por supuesto que no, pero -entro otros- ha sido uno de los argumentos esgrimidos que sencillamente ha sido imposible de rebatir.

En su momento, sobre la suspensión del Argentino de Mayores hubo una explicación que hoy, a la distancia, aún parece satisfactoria: la competencia entre clubes es más beneficiosa que la competencia entre uniones. Que más jugadores tengan la oportunidad de medirse contra otros de otras regiones es mucho más interesante y permite ver a muchos más en acción que si sólo lo hacen 30 jugadores afectados a un seleccionado de una unión. Ver equipos como Jabalíes, que podrá enfrentarse a Old Christians, por ejemplo, es excelente. Lo mismo para Aguará, que podrá enfrentar a Los Tordos. Eso no debe dejarse de lado a la hora de analizar la importancia de este certamen.

Por ejemplo: Entre ambos TdI suman 32 equipos que representan a 12 uniones provinciales, más tres equipos de la URU. Por ende, entre las dos versiones del Torneo del Interior juegan alrededor de 950 jugadores.

Cómo algunas cosas no quedaban del todo claras con el nuevo formato de competencias del 2019, se las preguntamos hace unos días a la UAR a través de sus canales oficiales y desde el Área de Competencias que lidera Gabriel Travaglini y que gerencia Eliseo Pérez, esto respondieron.

¿Cuánto es en total lo que la UAR invierte en todas sus competencias amateurs?

Para este año son $138 millones los que se invierten en todas las competencias amateurs que organiza la UAR.

¿Cuál es el presupuesto del Nacional de Clubes y de Torneo del Interior A y B?

El presupuesto del NdC y del Torneo del Interior están en el orden de los $25,5 millones cada uno (en total US$1,1 millones) importe que se asigna a los clubes para cubrir sus traslados y alojamientos. A su vez, el presupuesto incluye el abono de traslados y estadía de los oficiales de partido. En los 96 partidos de la etapa clasificatoria, la UAR solventa un total de 190.000 kilómetros, que es lo que recorren los 32 participantes, más su estadía y la de los oficiales de partidos, traslados y según el orden de la clasificación, el costo de los 22 partidos de la etapa de definición.

¿Qué porcentaje del presupuesto de la UAR es lo que se invierte en las diferentes Competencias Nacionales?

Alrededor del 75% del presupuesto que se invierte directamente en el Rugby de Base corresponde al régimen de competencias nacionales. Invertir en esta área es uno de los objetivos principales, en pos de incentivar el desarrollo, motivar, comparar rendimientos y difundir el juego.Se pone en marcha entonces un Torneo que además, clasifica a los mejores para jugar el Nacional de Clubes. Y ahí sí, estar en la élite del rugby amateur argentino. Pero para eso, primero lo primero.

¿Es lo ideal? No sabemos a ciencia cierta, pero hoy es la mejor opción posible por el calendario y por las posibilidades que hay a mano, parece una idea potable. Para muchos de esos clubes, jugarlo es un incentivo o un bálsamo. LO que sí es, es plata bien invertida, guste o no.

Lo que sí no tiene que pasar más, es que haya dudas respecto al tema del reglamento. Que no sea el “espíritu” lo que decida a favor, sino que quede claro con claridad meridiana.

 

“Trabajamos duro porque no queremos perder el tren”

Lo que era un rumor empezó a tomar cuerpo en los últimos días. La Unión de Rugby del Paraguay selló un acuerdo de cooperación con la URNE (Unión del Rugby del Nordeste) que de alguna forma empieza a cerrar el círculo para que la nación guaraní se meta de lleno a recuperar el lugar que supo ostentar en el rugby de Sudamérica. La labor silenciosa empezó a tomar cuerpo y de repente, todo junto salió a la luz. Dialogamos con su presidente, Nelson Mendoza, que aportó las novedades sobre el Plan Estratégico y los porqué y los cómo del renacer.

Por Eugenio Astesiano

¿Desde cuándo venían trabajando para alcanzar este acuerdo?

Nos reunimos un par de veces en el mes con Eduardo Feldman (presidente de URNE) y con Horacio Mansilla (Secretario) … primero fueron conversaciones telefónicas, después por mail, y ya veníamos discutiendo y conversando los alcances de este acuerdo que es para nosotros algo espectacular.

¿Qué incluye?

Hay algunos detalles que son confidenciales, pero lo clave es la cooperación a nivel competencia entre clubes de ambas uniones. Poder intercambiar equipos en las diferentes competencias. Implementar una cooperación mutua en los Centros de Rugby. La URNE tiene el suyo en Sixty RC y nosotros el PDI (Programa de Desarrollo Integral) en las instalaciones del COP (Comité Olímpico Paraguayo) en el Estadio Héroes de Curupaytí. Allí tenemos infraestructura de primer nivel. En cuanto a Seleccionados, la idea es que se jueguen algunas Copas que van a quedar ya instaladas entre los representativos de URNE y la URP y eso no obsta a que podamos incorporar más partidos y torneos con otras provincias de Argentina.

¿Tienen pensado ampliar el horizonte entonces?

Si. Queremos reflotar el viejo y querido Torneo del Norte que jugábamos en los años 80 y 90. Tenemos una reunión próxima con la URUMi (Unión de Rugby de Misiones) con su Presidente Bruno Núñez y con la Unión de Rugby de Tucumán con nuestro querido amigo Marcelo Corbalán Costilla. Con la URUMi será la semana que viene y nuestros amigos tucumanos vienen el 20 de julio a devolvernos la visita que hemos hecho nosotros meses atrás allá au provincia. Con la URF (Unión de Rugby de Formosa) a través de su Presidente Alfredo Fernández Bedoya creemos que será una vez que termine la participación de Aguará RC en las instancias finales del regional del Nordeste.

¿El intercambio con la región es sólo de equipos o van a incluir otras cosas?

También árbitros. Y a nivel de rugby infantil, algunos clubes ya comenzaron a trabajar en ese sentido. Este fin de semana hay clubes de la URUMi que vienen a Asunción. En realidad, es mucho más amplio.

¿Cómo es su relación con la UAR y Sudamérica Rugby?

Hace tres años, cuando asumí junto a la comisión directiva, le pedimos asesoramiento a la UAR. Ellos nos ayudaron a elaborar un Plan Estratégico para tratar de cambiar desde lo estructural nuestra Unión y rugby y ahora después de dos años y medio se están viendo los resultados. Tenemos un centro de Alto Rendimiento, hemos logrado reinsertar a Paraguay en las competencias tanto de Sudamérica Rugby y en las domésticas de la UAR, la firma de este convenio…la verdad es que sin la ayuda, la cooperación y el soporte de la UAR, hacer esto nos hubiera resultado prácticamente imposible.Y un agradecimiento especial para Pino Piñeyrúa, Presidente de Sudamérica Rugby. Y desde ya, tenemos el apoyo impresionante y comprometido del Comité Olímpico Paraguayo y del Ministerio de Deportes de nuestro país. Ellos son puntales de nuestro desarrollo y crecimiento y recibimos una ayuda por demás importante.

Este Plan estratégico, ¿tiene a la Super Liga Sudamericana como uno de sus puntales también? ¿Cómo viene lo de Olimpia?

Que un equipo de nuestro país pueda competir en la futura Super Liga Sudamericana es uno de los objetivos, y le hemos hecho saber a SAR a través de una carta firmada por todo el Consejo Directivo de la URP, que es nuestra intención poder ser parte. Si es posible, desde la primera edición. Es un gran anhelo. Tanto Brasil, Uruguay y Chile participan en la Americas Rugby Championship, juegan Circuito de Seven y la competencia es lo que ayuda a crecer rugbísticamente. Nosotros humildemente, no queremos perder el tren. Queremos aprovechar esta oportunidad histórica y creemos que tenemos el potencial para hacerlo.

Dicho esto… lo del ingreso de Olimpia como franquicia en 2021 es un hecho. ¿Hay alguna posibilidad de que ingrese en 2020 entonces?

Si. Bueno, con el Presidente de Olimpia, nuestro gran amigo Marco Trovato, una amante del rugby y ex jugador de la selección juvenil paraguaya en su momento, hemos desarrollado una serie de reuniones y conversaciones desde hace algún tiempo. Estamos bastante avanzados para tener un equipo en la SLS. Para nosotros sería un mundo completamente nuevo, del que arrancaríamos de cero. Por ello, respondiendo en concreto: si la posibilidad está, Paraguay quiere estar presente desde el inicio de la competencia.

Bien. Ahora, en realidad, todos arrancarían de cero. Salvo Argentina, todos son inexpertos en las lides de gestionar y llevar adelante una franquicia profesional de rugby…

Si, ciertamente. De todas maneras, tenemos una fortaleza, que es la presencia de Raúl Pérez. Él arrancó de cero con Jaguares y sabe cómo encarar este tipo de situaciones y nos va a ser provechoso contar con su experiencia. En el caso de que se dé y que Olimpia pueda estar desde el arranque de la competencia sería algo increíble y sumamente importante para el futuro de nuestro rugby. Va a tener una repercusión muy importante. Va a tener una difusión que va a ayudar a que más niños y niñas se acerquen a jugar al rugby.

¿Y entonces, de qué depende que esté o no desde el arranque?

De la confirmación de Sudamérica Rugby. El trabajo que está llevando adelante el Consejo de SAR es muy intenso y somos optimistas en que en breve, en pocos días, tengamos alguna novedad positiva. Hay una muy buena voluntad de Sudamérica Rugby para con nuestro proyecto, así es que estamos más que ilusionados con que se pueda dar. De la misma forma estamos abocados a hacer crecer el rugby de clubes, fortalecer y relanzar nuestra competencia interna, para que crezcan nuestros clubes en el interior del país, fortalecer el rugby infantil, las bases, seguir con el trabajo sensacional del rugby femenino, que en Paraguay es clave, capacitar más entrenadores, árbitros, preparadores físicos… Queremos que el rugby crezca en nuestro país y estamos abocados a ello, con mucho compromiso.

Trazando un paralelismo, usted cree que tendría un impacto similar al del 2007 en Argentina con Los Pumas en el Mundial de Francia, por decirlo de alguna manera. Un momento clave.

Puede ser. Nosotros, lo que queremos, es que cuando llegue el momento de recibir a los que vengan a jugar al rugby por el impulso positivo que va a tener el rugby paraguayo, tengamos la casa preparada para recibirlos a todos de la mejor manera posible.

 

Crédito fotos portada e internas: Unión de Rugby del Paraguay

 

Entrevista a Pancho Rubio (parte 2) con números, nueva franquicia y más

Si, es la segunda parte que había quedado pendiente. Como es muy pero muy extensa para leer en su totalidad y algunos pidieron si por favor se podía segmentar, hacemos caso a la sugerencia. Para los que no leyeron la primera parte, es acá.

Por Eugenio Astesiano

PARTE 2 (viene del post anterior)

¿Me podés decir la cantidad de jugadores que están participando en los Centros de Rugby y Academias?

Cada Centro de Rugby (CdR) debe tener aproximadamente, entre 40 y 50 jugadores. Ese cálculo va a dar 750/800 jugadores. Repito por las dudas que los CdR son de las Uniones provinciales, por eso el “aproximadamente”. Sí, dentro de las Academias UAR a nivel país, hoy en día, tenemos 323 jugadores en sistema de Alto Rendimiento. Si a ellos les restamos los 38 de Jaguares, llegamos a 285, de los cuáles 28 son mujeres y 257 varones. Nosotros tenemos detectados chicos desde M17 y van a las Academias sólo aquellos que han finalizado su actividad escolar – que ya hayan egresado o estén comenzando sus estudios universitarios o terciarios-. La política que utilizamos es que los que van al colegio tienen que ir al CdR, porque su actividad arranca más tarde, a eso de las 17, 17:30 y por eso son importantes los CdR para nosotros. En las Academias UAR no otorgamos justificativos ni firmamos ningún papel para que el chico falte al colegio, de ninguna manera. Tal vez hay algunos chicos que tienen escolaridad simple y por ahí pueden ir a la Academia a la tarde o a la mañana, depende. Pero eso es una vez al mes.

Eso de “Juancito no fue a clase porque ha concurrido a la Academia UAR”, no corre.

No. No fomentamos que se ausenten. No lo estimulamos, ni lo justificamos. No queremos que dejen el colegio. Queremos que estudien. Que vayan, que vayan a la facultad, que sigan sus estudios. El rugby es algo complementario en sus vidas.

La palabra Academia tiene otra impronta y se ve que se pusieron firmes en esos temas.

Es que muchas veces cuando hablamos de Academia nos terminamos circunscribiendo sólo desde lo rugbístico, pero es mucho más que eso y por eso lo de Academia. Por supuesto que hay rugby, pero van allí y se los controla, se los mide, se conversa con ellos… Los chicos que van tienen garantizada la atención médica, nutrición, kinesiología, seguimiento de estudios… Lo que se hace en muchos casos es también que los Managers hablen con los PFs de sus clubes para ver cómo están, cómo los ven… y lo mismo, con sus entrenadores. Es algo integral.

Es más fácil hacer esto en otras uniones que en la URBA. Me refiero por la cantidad, la detección, el ir a cada club. Es como un universo paralelo .

Si. Hay pros y contras. Por un lado, hay una gran cantidad de jugadores y por otro, es más complicado ir a los clubes.

¿Cuál es el objetivo de la UAR para el próximo cuatrienio para el Alto Rendimiento UAR?

Nuestra misión es formar personas. Parece discurso y parece obvio, pero creo que aún siendo obvio, hay que decirlo. Después de eso, formar mejores jugadores para los distintos seleccionados y equipos y para aquellos que no puedan llegar, que puedan expresar su mejor versión en sus clubes. Hoy, nuestros jugadores, el pathway que tienen es, lo primero, tener la oportunidad de jugar en el seleccionado juvenil M18. Hemos vuelto a reactivar nuestras relaciones con Sudáfrica (donde vamos a jugar en Agosto venidero). Luego de los juveniles, la idea es que puedan generarse un lugar en la nueva franquicia para la Liga Sudamericana, la idea es que puedan seguir desarrollándose ahí…

La nueva franquicia, en definitiva, ¿sería como “la Academia de las Academias UAR”?. ¿Un lugar de desarrollo de élite, podemos decir?

… no lo había pensado así, pero sí. Podemos decirlo así.

Eventualmente, ¿pueden aportar jugadores a las otras franquicias? 

Si. Y remarco algo importante. Tenemos según nuestro último censo, ciento veintidos mil jugadores fichados en el rugby argentino y sólo se involucrarían en esto poco más de cincuenta jugadores. Ni en terminos numéricos ni en términos porcentuales representa algo significativo, apenas el 0.45%. Creo realmente que en el crecimiento paulatino que estamos teniendo, pese a que estamos de todas formas muy atrás del resto. Si tomamos como base mínima un número de 200 jugadores profesionales, tenemos sólo 38 en esa condición y otros 30 becados, que lo que se hace es darles facilidades para que tengan la posibilidad de poder entrenar y estudiar y además, un ingreso chico -la beca-.

¿Los que van a la Currie Cup están bajo esa condición?

No todos. Hay un mix. Hay jugadores que están invitados. por eso… todavía no tenemos una base firme profesional.

Hay jugadores como Santiago Grondona, que habían dejado el sistema y ahora volvieron. Eso también se contempla.

Y hay otros como el de Benjamín Bonasso (3ra línea, Newman, URBA) que decidió darse de baja para seguir con sus estudios. Está perfecto. Él era tenido en cuenta para Argentina XV y Jaguares XV y decidió dedicarse al estudiar.

Reformulo la pregunta entonces… ¿parte del plan de la UAR para 2020/2023 es incrementar la base de jugadores profesionales. ¿Pasar de 38 a 80, 90?

Va a haber más contrataciones, por supuesto. Puedo decir que seguro va a haber otro grupo de 38, 36 jugadores profesionales más. Hoy, una franquicia necesita de esa cantidad de jugadores. El año que viene esta franquicia va a jugar la Super Liga Sudamericana, la Nations Cup y la Americas Rugby Championship. Va a tener mucha actividad. Y la ARC va a ser un torneo clasificatorio para el próximo mundial. En dos años van a jugar la clasificación para Francia 2023 junto a los mejores equipos posibles que puedan poner en cancha Estados Unidos, Uruguay y Canadá. Ahora va a tener una consideración especial, de muchísimo más nivel. Nadie va a regalar nada ahí.

De 1 a 10, ¿cómo ves al rugby argentino de clubes, hoy?

Yo lo veo muy bien. No puedo decir un número. La medida son los jugadores que directamente de los clubes juegan en algún seleccionado. Se me viene a la mente Francisco Gorrisen. Hace 3 años era casi imposible que eso pase. Hoy no. La URBA tiene un muy buen torneo, sinceramente. Muy buen nivel. Y se está trabajando fuerte para ver nuevas opciones y formatos para que los diferentes campeonatos regionales y provinciales puedan acompañar ese crecimiento de nivel.

Entrevista (muy extensa) a Pancho Rubio

Por Eugenio Astesiano

Primera parte de una extensa entrevista que Hablemos de Rugby realizó con Francisco “Pancho” Rubio, Director de Rugby de la UAR sobre el estado de situación de las Academias UAR, qué son, para que sirven los Centros de Rugby, la relación UAR-Clubes y mucho más.

¿Dónde estamos parados con los Pladares/Academias UAR? ¿Cuál es el estado de situación hoy?

A diferencia de lo que veníamos haciendo, que era lineal- empezaba en los clubes y terminaba en Los Pumas, es decir, el desarrollo específico de los jugadores, que era lo mandatorio en aquel momento, allá por el 2009, hoy nosotros básicamente tenemos una organización que avanzó hacia un segundo paso. Básicamente, es dejar de ser lineal para convertirlo en un desarrollo circular. Esa es la finalidad de las Academias UAR.

¿Qué significa eso? ¿Convertirlo en un circulo virtuoso?

Exacto, de retroalimentación. Que el mismo sistema colabore en la formación de todos los actores no sólo ya de jugadores. Queremos que lo que nace en el club, termine también en el club de alguna forma. Jugadores y no sólo jugadores que iniciaron este proceso ya han comenzado a cerrar de a poco este círculo. Tal vez algunos no lo vean, porque recién está empezando a pasar y va a tomar un tiempo, pero es ahí hacia donde pretendemos ir.

¿Leo Senatore puede ser un ejemplo?

Puede ser un ejemplo, si. Bueno… no quiere decir que todos regresen a jugar o a entrenar la primera específicamente. Pueden regresar y colaborar con alguna división. Estamos en ese proceso. Desde nuestro lado, lo que estamos haciendo con la incorporación del entrenador referente, desde hoy una comunicación directa con los clubes desde los centros, todos están invitados a participar de entrenamiento, concentraciones.

¿Esto requiere un previo paso por la la unión provincial, o ya no?

Siempre estamos invitando e informando a la unión provincial lo que vamos a hacer. Sería muy engorroso que toda la comunicación pase por ellos si tenemos que comunicarnos con un entrenador, o lo que fuese. Sí, les avisamos previamente a las uniones cuál iba a ser nuestra metodología. Y ellos estuvieron todos de acuerdo. Eso lo informamos en la reunión de Presidentes de uniones. Se acortan pasos burocráticos. Academia quiere decir “repartir el conocimiento” y en eso estamos, en hacerlo cada vez más amplio. Hoy, todos los entrenadores del panel UAR -todos es todos- están brindando conocimientos en las diferentes regiones y uniones. Pasan por las Academias y los Centros de Rugby divulgando aquello que hace falta y que es el mensaje rugbístico que bajamos a todos.

Perdón, pero no lo aclaramos de entrada: las Academias UAR, puntualmente, son las que eran hasta el año pasado, los Pladares. Buenos Aires, Centro, Litoral, Oeste y NOA.

Si. No es un cambio sólo nominal, El cambio es estructural, es más profundo. Es un cambio también desde el conocimiento y de cómo y de qué forma se transmite. Es allanar el camino a la información y formación.

¿Y por qué este cambio ahora?

Fueron pasos que se fueron dando. No quiere decir que lo de antes estuvo mal y lo de ahora está bien. Antes había otras necesidades, que ya fueron cubiertas y ahora apuntamos a otra fase, que necesitamos comenzar a cubrir, a profundizar. El tercer paso serán los Centros de Rugby, para dotarlos y que sean centros de capacitación donde se vuelque y derrame la información a los clubes.

Es decir.. la idea es descentralizar de a poco.

No, no es exactamente eso. Es un poco más ambicioso. No va a dejar de existir el centro ni la academia. Antes, no había un link Club – Centro de Rugby. Por ejemplo… en el futuro, los entrenadores van a ir a capacitarse directamente al Centro de Rugby. Hoy, van a la Academia. Ese tercer paso es dotar a los centros de Rugby de esa potestad. Hoy, los Managers de las Academias van a los Clubes. Una vez por semana van a algún club. Eso, en el futuro, lo van a hacer los Directores de Centros.

Hay diecisiete centros de Rugby en el país, cada uno con un director de centro. ¿Los Centros (CdR) dependen completamente de las uniones provinciales?.

Sí, pero bajo lineamientos UAR en lo que refiere a capacitación y enseñanza. Nosotros hacemos con ellos -los directores- tres capacitaciones anuales en la que volcamos info y conocimientos, evaluamos, reforzamos y discutimos métodos. Lo que queremos es que eso no se quede en el CdR. Queremos que esa capacitación vaya, se distribuya a los clubes. Entonces, va a llegar un punto en que el jugador, en lugar de ir al CdR, va a ser al revés… el Director del CdR va a ir al club. Vamos a invertir esa variable, porque va a ser más beneficioso que uno vaya donde están los jugadores. Eso va a traer un ahorro importante de recursos para todos. El jugador va a dejar de movilizarse, con el consiguiente gasto de tiempo y dinero que implica para aquél a quien en definitiva queremos ayudar y a través de él, al club. ¿Ya está en su club? Vayamos al club.

¿Cómo se determina hoy cuál jugador puede ir al Centro de Rugby y cuál no?

Hoy, dentro del proceso que llevamos adelante, todos los jugadores de M15 al menos una vez tendrían que pasar por un CdR. Esa es la idea originaria: que todos los Directores de Centro conozcan a todos los jugadores. Que hayan podido pasar implica que les hayan podido dar una charla de lo que significa el rugby de AR, buenas costumbres, buenos hábitos… construir una pequeña base para lo que viene después.

Pero hoy no van todos los M15 a los Centros…

No. En M15 no es selección de jugadores. En realidad, es libre albedrío del entrenador de cada división. A partir de M16 o M17 sí, los entrenadores mandan a los jugadores según un tipo de perfil que hemos bajado a a los CdR y dentro de ese perfil tratamos de que se busque lo mejor posible y se trabaja sobre las destrezas de esos jugadores. Ahí ya se viene el Argentino M18 y allí si es donde empezamos el proceso de selección para el seleccionado M18 que juega el sudamericano. Esa es la primera instancia de un jugador con potencial, pero no quiere decir nada que esté o no. Este seleccionado tiene actualmente a Lucas Borges y Álvaro Galindo como responsables (NdlR: en Agosto próximo Los Pumitas M18 viajarán a Sudáfrica para jugar un torneo con sus similares de Inglaterra, Francia, Gales y el SA Schools y SA Schools A, en Boland).

Álvaro es a la vez, el Manager de la Academia del NOA. Es compatible entonces que lleve un Manager adelante ambas tareas.

Sí. Y creemos que todos los Managers son perfectamente compatibles para estar colaborando con Lucas en esa función. Tanto Martín Amón (Buenos Aires) Miguel Bertranou (Oeste), Galo Álvarez (Centro) y Nicolás Galatro (Litoral) tengan mucha participación en el M18, porque son los que más conocen a los jugadores. De hecho los Managers, todos, vienen a las Concentraciones Nacionales Juveniles. Queremos que el trabajo en equipo siga creciendo: que los directores de centros trabajen con los entrenadores de los clubes. También, mancomunadamente con los Managers y a su vez estos con los entrenadores nacionales.

PARTE 2

¿Me podés decir la cantidad de jugadores que están participando en los Centros de Rugby y Academias?

Cada Centro de Rugby (CdR) debe tener aproximadamente, entre 40 y 50 jugadores. Ese cálculo va a dar 750/800 jugadores. Repito por las dudas que los CdR son de las Uniones provinciales, por eso el “aproximadamente”. Sí, dentro de las Academias UAR a nivel país, hoy en día, tenemos 323 jugadores en sistema de Alto Rendimiento. Si a ellos les restamos los 38 de Jaguares, llegamos a 285, de los cuáles 28 son mujeres y 257 varones. Nosotros tenemos detectados chicos desde M17 y van a las Academias sólo aquellos que han finalizado su actividad escolar – que ya hayan egresado o estén comenzando sus estudios universitarios o terciarios-. La política que utilizamos es que los que van al colegio tienen que ir al CdR, porque su actividad arranca más tarde, a eso de las 17, 17:30 y por eso son importantes los CdR para nosotros. En las Academias UAR no otorgamos justificativos ni firmamos ningún papel para que el chico falte al colegio, de ninguna manera. Tal vez hay algunos chicos que tienen escolaridad simple y por ahí pueden ir a la Academia a la tarde o a la mañana, depende. Pero eso es una vez al mes.

Eso de “Juancito no fue a clase porque ha concurrido a la Academia UAR”, no corre.

No. No fomentamos que se ausenten. No lo estimulamos, ni lo justificamos. No queremos que dejen el colegio. Queremos que estudien. Que vayan, que vayan a la facultad, que sigan sus estudios. El rugby es algo complementario en sus vidas.

La palabra Academia tiene otra impronta y se ve que se pusieron firmes en esos temas.

Es que muchas veces cuando hablamos de Academia nos terminamos circunscribiendo sólo desde lo rugbístico, pero es mucho más que eso y por eso lo de Academia. Por supuesto que hay rugby, pero van allí y se los controla, se los mide, se conversa con ellos… Los chicos que van tienen garantizada la atención médica, nutrición, kinesiología, seguimiento de estudios… Lo que se hace en muchos casos es también que los Managers hablen con los PFs de sus clubes para ver cómo están, cómo los ven… y lo mismo, con sus entrenadores. Es algo integral.

Es más fácil hacer esto en otras uniones que en la URBA. Me refiero por la cantidad, la detección, el ir a cada club. Es como un universo paralelo .

Si. Hay pros y contras. Por un lado, hay una gran cantidad de jugadores y por otro, es más complicado ir a los clubes.

¿Cuál es el objetivo de la UAR para el próximo cuatrienio para el Alto Rendimiento UAR?

Nuestra misión es formar personas. Parece discurso y parece obvio, pero creo que aún siendo obvio, hay que decirlo. Después de eso, formar mejores jugadores para los distintos seleccionados y equipos y para aquellos que no puedan llegar, que puedan expresar su mejor versión en sus clubes. Hoy, nuestros jugadores, el pathway que tienen es, lo primero, tener la oportunidad de jugar en el seleccionado juvenil M18. Hemos vuelto a reactivar nuestras relaciones con Sudáfrica (donde vamos a jugar en Agosto venidero). Luego de los juveniles, la idea es que puedan generarse un lugar en la nueva franquicia para la Liga Sudamericana, la idea es que puedan seguir desarrollándose ahí…

La nueva franquicia, en definitiva, ¿sería como “la Academia de las Academias UAR”?. ¿Un lugar de desarrollo de élite, podemos decir?

… no lo había pensado así, pero sí. Podemos decirlo así.

Eventualmente, ¿pueden aportar jugadores a las otras franquicias? 

Si. Y remarco algo importante. Tenemos según nuestro último censo, ciento veintidos mil jugadores fichados en el rugby argentino y sólo se involucrarían en esto poco más de cincuenta jugadores. Ni en terminos numéricos ni en términos porcentuales representa algo significativo, apenas el 0.45%. Creo realmente que en el crecimiento paulatino que estamos teniendo, pese a que estamos de todas formas muy atrás del resto. Si tomamos como base mínima un número de 200 jugadores profesionales, tenemos sólo 38 en esa condición y otros 30 becados, que lo que se hace es darles facilidades para que tengan la posibilidad de poder entrenar y estudiar y además, un ingreso chico -la beca-.

¿Los que van a la Currie Cup están bajo esa condición?

No todos. Hay un mix. Hay jugadores que están invitados. por eso… todavía no tenemos una base firme profesional.

Hay jugadores como Santiago Grondona, que habían dejado el sistema y ahora volvieron. Eso también se contempla.

Y hay otros como el de Benjamín Bonasso (3ra línea, Newman, URBA) que decidió darse de baja para seguir con sus estudios. Está perfecto. Él era tenido en cuenta para Argentina XV y Jaguares XV y decidió dedicarse al estudiar.

Reformulo la pregunta entonces… ¿parte del plan de la UAR para 2020/2023 es incrementar la base de jugadores profesionales. ¿Pasar de 38 a 80, 90?

Va a haber más contrataciones, por supuesto. Puedo decir que seguro va a haber otro grupo de 38, 36 jugadores profesionales más. Hoy, una franquicia necesita de esa cantidad de jugadores. El año que viene esta franquicia va a jugar la Super Liga Sudamericana, la Nations Cup y la Americas Rugby Championship. Va a tener mucha actividad. Y la ARC va a ser un torneo clasificatorio para el próximo mundial. En dos años van a jugar la clasificación para Francia 2023 junto a los mejores equipos posibles que puedan poner en cancha Estados Unidos, Uruguay y Canadá. Ahora va a tener una consideración especial, de muchísimo más nivel. Nadie va a regalar nada ahí.

De 1 a 10, ¿cómo ves al rugby argentino de clubes, hoy?

Yo lo veo muy bien. No puedo decir un número. La medida son los jugadores que directamente de los clubes juegan en algún seleccionado. Se me viene a la mente Francisco Gorrisen. Hace 3 años era casi imposible que eso pase. Hoy no. La URBA tiene un muy buen torneo, sinceramente. Muy buen nivel. Y se está trabajando fuerte para ver nuevas opciones y formatos para que los diferentes campeonatos regionales y provinciales puedan acompañar ese crecimiento de nivel.

Dueños

Sudamérica Rugby es el dueño de la Liga. Está totalmente organizada, programada, planificada, pensada y forma parte de un proyecto para desarrollar la región en los próximos diez años” aseguró Sebastián “Pino” Piñeyrúa, presidente de Sudamérica Rugby, en una extensa y esclarecedora charla con Hablemos de Rugby. En definitiva, eso hicimos: hablamos de rugby.

Por Eugenio Astesiano

Nosotros -las personas que estamos trabajando para el rugby en América- entendemos que es imperativo que exista un escalón de rugby profesional en la región entre el rugby de selecciones y el rugby de clubes que vaya colocando al jugador en ese lugar. Llegamos a esa conclusión por lo que nos viene pasando a todos, que es muy sencillo e historia conocida: seleccionados que no progresan todo lo que tienen que progresar y cuando lo hacen, es cuando el torneo del que están participando ya se termina, vuelven a sus clubes y cuando los volvés a convocar, sentís como que tenés que empezar de nuevo en muchas cosas” expresó el hombre de Pucarú.

Agregó que “A eso, se le suma del surgimiento de nuevas ligas, nuevas oportunidades y programas de alto rendimiento en las uniones. ¿Qué hicieron esos programas? Terminar de exponer a los jugadores buenos al mundo exterior. Los clubes de afuera los ven, y nos los quitan. En su gran porcentaje, para ligas menores, intrascendentes, donde los exprimen más como si fueran animales o un mero producto, que seres humanos. Entendimos que era hora y momento de hacer algo por el rugby de la región y por los jugadores a los que esto les está ocurriendo“.

Todo eso es una parte. Hay otra. “Además, cuando los querés usar para tus seleccionados, te ponen palos en la rueda. Es un desgaste increíble para todos, una fortuna en seguros y pasajes, y después se desquitan con ellos dándoles menos minutos de juego. Un círculo vicioso increíble en los que los jugadores pagan el costo de jugar por su país. Por eso, estamos convencidos que La Liga va a ser una excelente oportunidad para minimizar esta sangría y ver de qué forma podemos potenciar a los jugadores y ayudarlos acá. Queremos construir algo bueno, sacar y hacer lo mejor que esté a nuestro alcance en lo que es nuestra realidad“.

¿Los chicos que están hoy en la MLR (Major League Rugby) el año que viene entonces se vuelven todos para jugar la Liga?

Todos. Salvo alguno que quiera quedarse por algún tema personal… pero tenemos su compromiso y van a venir todos. Capaz si aparece algún club de la MLR y le ofrece una fortuna que es impagable para nosotros y elige quedarse… y bueno, contra eso no podemos hacer nada.

¿Entonces fueron a la MLR como parte de la preparación para el Mundial, para que tuvieran roce profesional con otras características y condiciones?

Si dejábamos que se fueran a Francia, nos comprábamos un despelote de novela. Eso fue lo que le pasó a Uruguay con Berchesi, con Leindekar, con Ormaechea… entonces, fuimos a la MLR, hablamos con las franquicias, les explicamos el proyecto y les preguntamos si estaban interesados en tener a nuestros jugadores bajo varias condiciones conversadas previamente. Y aceptaron.

¿Es factible que -al menos en Argentina- no presentaran ningún inconveniente si la Liga empezaba en 2021 en lugar de 2020? ¿Te consta eso? La desconfianza de este lado del Río de la Plata era real. Todo el mundo sabía que la Liga más temprano o más tarde iba a salir. Lo que no querían que pase es que los primereen y no les den la oportunidad de participar. En definitiva, ni Tucumán, ni Córdoba ni Rosario quieren que les hagan el “cuento del tío”.

… Puede ser. Pero atención: en mi cabeza, nunca dudé ni un segundo como presidente de SAR que la Liga iba a salir en 2020. Nunca. Lo tenía claro. ¿Por qué estoy totalmente tranquilo? Porque la Liga no depende de absolutamente nadie más que de mí en carácter de presidente y de los que me acompañan. Todo lo que necesitábamos negociar, ya lo negociamos. Si dependiera de otros, sé que me meto en líos. Entonces, cuando acepté presidir Sudamérica Rugby y esto lo podés hablar con los que me conocen acá en Uruguay y allá en Argentina, les dije ¿quieren que me meta acá, en este proyecto? Ningún problema, con una condición: si mando y nos dejan hacer. Y entonces todos en Sudamérica Rugby nos pusimos a trabajar fuerte. Somos un grupo muy grande de gente, todos detrás del proyecto, encaminados detrás de este objetivo. Con todos los dirigentes de todas las uniones representadas y los de las uniones en sí trabajamos codo a codo y en equipo para que la Liga sea una realidad el año que viene. Sin el esfuerzo de todos, no hay forma. El hashtag #SudaméricaCrece tiene que ver con eso. Porque todos trabajamos juntos para que así sea.

Evidentemente, en este lado de la orilla hubo entonces como cierta desinformación, al menos, hasta hace poco más de una semana atrás.

A veces, ni las propias estructuras tienen la información correcta, porque mucha gente sabe a quién accede uno, a quién accede otro… tal es la desconfianza que hay en estas cosas que son tan sensibles. Por eso, a veces no lo decimos o la decimos cambiada: si es blanco, decimos que es negro, porque sabemos que se va a filtrar. Del equipo argentino ya sabemos todo lo que necesitamos saber, cómo va a ser la primera franquicia, cómo va a ser la segunda, dónde va a jugar… todo. Hasta el entrenador. Ya está todo organizado. Tal vez ningún medio lo sepa, pero ya está todo. En Argentina trabajaron fuerte en apoyo a esta Liga y va a salir adelante con todos trabajando en conjunto para eso.

Entonces, las discusiones en este tiempo transcurrido, ¿en qué se basaron? Porque hubo idas y venidas.

Porque nos preguntábamos ¿Cómo hacemos para que La Liga sea buena?, ¿Cómo hacemos que funcione? Ahí empezaron las mayores discusiones. Para armar nuestra Liga, como ya dije, la teníamos que hacer por una necesidad imperiosa, pero eso nos ponía por delante un problema nuevo, relacionado en cómo hacemos para proteger a nuestros clubes, al rugby amateur. El 90% del tiempo de los últimos dos años, casi todas las discusiones, idas y vueltas e intercambios de opiniones entre los que estamos en la mesa giraron en torno cómo logramos eso (Liga) sin perjudicar esto otro (rugby amateur de clubes)? Entonces, fuimos pensando cómo minimizar determinados impactos -porque los podemos minimizar, no eliminar- y fuimos creando y construyendo esta liga de la mejor manera posible. La intención es cuidar y proteger lo máximo que podamos a los clubes, que son la gran fortaleza de nuestras uniones. Y contemplar la necesidad de chicos que, al entrar en programas de alto rendimiento, los metés en una máquina que, si no tenés nada para ofrecerles, se te van afuera.

¿Por qué Olimpia y la FeRuChi (Federación de Rugby de Chile) comunicaron ellos en lugar de Sudamérica Rugby que iban a ir con una franquicia cada uno?

Fue estratégico. Toda la Liga la tenemos planificada, área por área, paso por paso. Y no sólo va a salir bien, va a ser buenísima. Y todo lo que se está diciendo la gente, que no va a ser competitiva… que no va a tener buen nivel… Más, te puedo asegurar que si al campeón del Top12 de la URBA lo metés en esta Liga, sale sexto.

¿Cómo funcionará este sistema de franquicias?

Sudamérica Rugby es el dueño de la Liga y firmará un Tournament Agreement con determinadas uniones y le otorgará plazas para franquicias. Es lo que hace Sanzaar con el Super Rugby. Vas a participar, pero tener que cumplir determinadas condiciones: tenés que tener un estadio así y así, tus jugadores tienen que estar vestidos de esta manera, el naming sponsor va a ser este, el central broadcaster va a ser este, tenés tales derechos para tu territorio, cuando viaja un equipo a tu ciudad/país recibirlo con determinadas condiciones, ustedes van a viajar con estas condiciones… súper extenso. Lo que pretendemos es asegurar determinados estándares. Después, cómo manejes vos tu franquicia o equipo, mientras respetes lo que hay que respetar y está acordado con La Liga, es responsabilidad de cada unión.

Los jugadores, ¿de dónde van a venir o cómo va a estar conformado cada equipo? Va a haber fijianos, tonganos, samoanos… un tope de argentinos por franquicia no argentina, una cantidad limitada de jugadores del mismo club…

Sacamos la cuenta y vamos a necesitar entre 200 y 210 jugadores, más o menos. Argentina tiene acá en el país 50… 60 jugadores competitivos. Uruguay, ¿cuántos tiene acá? Ponele 15. Así fuimos haciendo las cuentas. Hablamos con la gente de World Rugby para que nos ayude a hacer un “combine” en el Pacífico con jugadores isleños y que de ahí salgan otros 30 jugadores, aproximadamente. Y vamos a hacer otro en Europa. Ahí (en el de Europa) vamos a convocar a los latinoamericanos -chilenos, uruguayos, argentinos, colombianos, brasileños- que estén jugando en ProD2, Federal 1, Federal 2, en Italia y España… vamos a llevar a los entrenadores que van a estar a cargo de las franquicias para que vayan, vean y elijan. Esa es otra de las fuentes para captar jugadores y sumar otro tanto para la Liga, y calculamos que otros 60 van a estar para pegarse la vuelta. Ya cerramos los acuerdos con World Rugby y tenemos las fechas y lugares donde se van a llevar a cabo. Queremos que los jugadores vuelvan, que jueguen en sus regiones, que estén cerca o más cerca de sus familias y que ganen más o menos lo mismo que en esos lugares, obviamente.

Entonces la Liga arranca en Marzo. Sí o sí.

No hay nada improvisado. Tenemos un programa para hacerlo. Sudamérica Rugby ya tomó la decisión de, en una primera etapa, hacer una liga de 8 franquicias. ¿Qué pasos va a dar? 6 franquicias que empiezan en 2020 y una expansión inmediata de dos franquicias más, con un tope para llegar a 10 en una planificación futura escalonada y en 2024 -no antes- vamos a hacer la siguiente expansión. Las 8 primeras empiezan en forma cuasi simultánea. ¿Por qué digo “cuasi”? Porque las que van a jugar en marzo de 2021, en 2020 van a jugar 3 o 4 amistosos y ya van a ir conformando sus planteles.

Entonces, van a tener contratados a los jugadores casi un año antes…

O no… porque perfectamente pueden hacer contratos temporales con jugadores para probarlos, para ver cómo se desempeñan y ya verán luego si hacen un corte o siguen con esos. Eso es decisión de cada franquicia. Olimpia, por ejemplo, tendrá 4 amistosos para 2020 para desarrollar el producto, para que tengan la posibilidad de hacer ensayo y error y tener todo pronto para iniciar en 2021.

¿Las franquicias son de las uniones o son independientes?

Cada unión puede decidir cómo quiere gestionar. Capaz en Chile es 100% privada y en Paraguay es mixta y en Argentina es un equipo que es 100% de la UAR o en Uruguay mixto… eso es potestad de cada uno. No creo que todos manejen el negocio de la misma manera.

Hablando de Chile… Ninguna de las personas con las que tuve oportunidad de hablar me dijo que Chile estaba ordenado.

No hablo de la Federación. Chile es Chile… Yo hablo de la franquicia para la Liga. Y en lo que a ella respecta, no hay nada desordenado. Va a ser de la Universidad Católica y tiene el apoyo que tienen que tener. Hay un respaldo institucional muy fuerte del Comité Olímpico Chileno, ellos están a favor de la idea. Para esa franquicia van a usar entre 8 y 10 jugadores chilenos de su programa de Alto Rendimiento, Pablo Lemoine está trabajando codo a codo con ellos, con la cabeza puesta en este proyecto… por cierto, el Comité Olímpico Chileno es el dueño del CDO, que es el canal que transmite los deportes allá… tienen su formato armado. La franquicia de Chile está sólida.

¿Cada unión financiará su propia franquicia?

Si, pero con ayudas. La Liga va a centralizar algunas cosas, algunos derechos y los repartirá como corresponda. Va a haber apoyo de World Rugby para desarrollarla en una cantidad de aspectos -los combines, una academia, los árbitros, los TMO, los paneles judiciales- ahí, tendremos apoyo central. Todos los árbitros y oficiales de partido van a ser profesionales. También va a haber sponsors centralizados.

¿Se televisarán todos los partidos por cable o algunos partidos serán sólo por plataforma de streaming?

Habrá un broadcaster centralizado para que todos los partidos salgan por ahí, y probablemente los derechos de algunos partidos los tengan algunas uniones en particular. Un ejemplo… por ahí el día que jueguen las dos franquicias uruguayas, además de ir por el broadcaster centralizado, capaz queda liberado dentro del territorio uruguayo para ir por canal abierto para llegar a más gente.

¿Puede haber double header en el Charrúa un viernes, por ejemplo?

Puede ser un doble header de repente para ahorrar costos y convocar más gente. Pero eso no va a ser siempre así. Vamos a ir con Nacional y Peñarol, que son dos marcas muy fuertes. Queremos llegar a más gente y popularizar el deporte y creemos que esas dos marcas nos va a ayudar un montón, porque están completamente instaladas.

¿Cómo lo va a hacer Brasil?

Por supuesto que lo tengo claro, pero tengo claro lo que me aseguran que van a cumplir en el Tournament Agreement y que no me van a fallar en la Liga, ni los que estén basados en San Pablo ni los de Florianópolis. Las cosas logísticas y operativas de Brasil, no me meto, ya es problema de ellos.

¿Y lo de Argentina, cómo va a ser?

Ahí tengo que ser educado y dejar que lo de Argentina lo diga la UAR. Si cumplen con el Tournament Agreement y deciden jugar en Tucumán, Córdoba, Rosario o Buenos Aires, bueno… eso ya será decisión de la UAR. Por supuesto, hay un deadline como en cualquier certamen para informar dónde van a ser los partidos.

¿Se puede rotar de sede?

Si, se puede rotar. Eso es una decisión UAR.

El éxito no se puede comprar con dinero

En la primera entrevista que da para un medio latinoamericano, James Kennedy, CEO de Rugby United New York, explica qué lo llevó a crear la franquicia, cómo y porqué lo hizo y qué significa el rugby para él. Todo a pulmón, en la ciudad epicentro del mundo.

Estoy muy emocionado y también nervioso” dice James Kennedy, CEO y mentor de Rugby United New York o simplemente, RUNY, la franquicia neoyorkina que debutará como tal el domingo 27 de enero en la MLR (Major League Rugby) la liga profesional de EEUU que comienza hoy su segunda temporada, con el partido entre NOLA Gold (New Orleans) y Toronto Arrows, de Canadá, otra de las franquicias debutantes en la liga.

James es un apasionado del rugby. Es irlandés, es uno de los dueños de una empresa constructora basada en la Gran Manzana, con lo cual es, desde hace mucho tiempo, un neoyorkino más y es, además, un ferviente colaborador del rugby de base en la región. “Hice y hago todo lo que hay que hacer. Acepto los desafíos de acuerdo a los tiempos en que se van planteando porque creo que alguien tiene que hacerlo. Por eso, todas las semanas recorro escuelas, colegios, clubes, voy a todos lados propagando el mensaje del rugby, contando lo que es, lo que queremos hacer, les muestro la pasión que tenemos por hacer esto, porque sea representativo de la comunidad… Amo lo que hago y la verdad es que sí, por supuesto que es un trabajo arduo y ha sido así durante el último año y meses que llevo trabajando a fondo para la franquicia, pero no se trata sólo de la franquicia“.

Claro que no. James sabe que estaba destinado a ser parte de la MLR y si eso iba a pasar de manera irremediable, iba a pasar a su manera “Cuando me llamó el comisionado de la MLR y me dijo que yo tenía que tener un franquicia, después de haber dicho que no al Pro12 (NdlR Liga profesional que fue un experimento fallido en 2016, pero que sentó las bases para la MLR)… Lo pensé, lo medité, y finalmente me dije que bueno, que si tiene que ser, que sea, pero que deje algo para la comunidad“.

Valores. Eso es lo que quiere que deje. Algo que es esencial en una ciudad que tiene más de un millón de ex jugadores y jugadoras de rugby o que han estado involucrados con el rugby en algún nivel: escolar, colegial, universitario o de club. “Y soy conservador con el número. Seguro son más” asegura. “Hay cientos de miles de irlandeses, ingleses, galeses, australianos y de locales que se han involucrado con el rugby en su vida. Y queremos que nos vean como suyos, como su club“.

Eso es parte fundamental del norte de Rugby United New York. Y el “United” tiene que ver con eso. Todos unidos por la misma causa. Unir a las familias, unir a la gente, unir al club. “Lo he propuesto, todos hemos estado de acuerdo y hemos decidido que RUNY tenga identidad de club, que represente los valores de unión por algo, de trabajo duro, respeto, camaradería, de esa vida de club que hemos transitado durante nuestro tiempo como jugadores… terminar el partido e ir por unas cervezas, charlar, conocer a los otros, a los tuyos, relacionarse, todo lo que el rugby da y es algo mundial: pasa en todos lados. Ese es el espíritu que queremos darle al equipo, y los jugadores han entendido el mensaje, se han hecho parte…Tanto es así que el grupo, que tiene jugadores de diversas nacionalidades -espíritu cosmopolita como NY pero con arraigo estadounidense en sus filas- tiene también una convivencia sensacional en el club y fuera de ella, acorde a lo que deseábamos que pase” comenta James, que no sólo se cargó la responsabilidad de CEO, sino que fue mucho más allá.

Hay que moverse bastante, lejos de la figura de lo que creen que es un CEO. “En un entorno logístico difícil como en Nueva York, hubo que buscar lugar para entrenar, lugar para jugar, hubo que comenzar a generar la identidad de RUNY con la gente, y eso no se hace de un día para el otro, lleva tiempo”, afirma y asegura que el rugby “hoy no es súper popular, pero es popular. Es conocido. Saben quiénes somos”.

Pregunta él por la Liga Americana de Rugby. Le contamos que todavía está en veremos, demorada y sin definiciones reales o no al menos, en Argentina. No duda y afirma que “Tiene que hacerse. Y pienso en términos de algo más grande en algunos años, algo a nivel continental, un campeonato como la Heineken Cup en Europa. Estamos todos en casi los mismos husos horarios, hay muchos fanáticos del rugby allá en el sur. ¡Tienen que hacerla!” enfatiza, mezcla de expresión de deseos y como fanático del rugby, de más competencia.

Viene a cuento la pregunta porque él explica y se explaya: “El modelo de la MLS (Major League Soccer) es un gran modelo a seguir. Pero atención: el éxito no se puede comprar con dinero. En eso somos diferentes al fútbol y a los otros deportes. Acá vamos a llegar al éxito a través de un plan ajustado, pensado, concienzudo. Todos los dueños de las franquicias somos muy distintos, muy diversos, pero es en el espíritu del rugby donde todos encontramos un lugar común, una motivación para que esta liga sea exitosa. Todos queremos construir lo mismo. No hay miles de millones para gastar y de todas maneras, eso no asegura nada” dice James.

El día del debut de RUNY ante San Diego Legion en el sur de California, será el domingo al mediodía. “Son seis horas de vuelo, viajamos el sábado“, explica James que con un pie en el avión, ve su sueño cerca de dar el primer paso, ese sueño que para él comenzó en noviembre de 2017 y que está a punto de cristalizarse.

Por Eugenio Astesiano

@ugeastesiano

Ph cred: RUNY

Guido Petti juega de lo que sea

Guido Petti ya no necesita de un preámbulo ampuloso para ser presentado. Jugador con enorme experiencia en Jaguares y en Los Pumas, lleva casi un lustro al más alto nivel. Y apenas tiene 24 años, casi, recién cumplidos. Encara la charla como encara a los rivales, potente, rápido, directo y conciso.

¿Cómo fue tu experiencia como 7 y qué crees que vos podrías aportar en Jaguares en ese puesto?

Al jugar de 7 tenés más cercanía con la pelota, estás más predispuesto al juego, el scrum te saca menos piernas… aunque reflexionando, siento que en definitva, en esta pequeña experiencia, he hecho labores similares jugando como tercera línea a lo que habitualmente hago o he hecho como segunda. Mi función en el juego la tomo más personal, es más qué hago yo en el partido, sin importar si soy 7 o 4, qué más puedo dar, lo que más puedo aportar. Como tercera línea, no hago “el carril” como habitualmente decimos, con lo cual en términos de desplazamiento en la cancha y función, no varía tanto. De todas maneras, obviamente, como tercera línea la participación es más… como decirlo… visible. Uno está más encima de la pelota, tacklea más, la toca más.

¿Creés que es distinta exigencia que requiere otras aptitudes ser 7 en un test de noviembre -por el juego del rival- a lo que puede ser desempeñarse en el Super Rugby en esa misma posición?

En el Super Rugby se arriesga más y muchas más chances de correr. Eso indefectiblemente obliga a estar más encima de la pelota e implica mayor energía puesta en eso. Lo básico, las destrezas, el tackle, levantarse y reposicionarse, etc es -en todo lo que es rugby de elite- igual. Pero, el Super Rugby le incrementa la velocidad a eso en un porcentaje importante.

¿Te gustaría probarte de 7 en Jaguares? ¿Tendrás la chance?

… (ríe) Yo quiero jugar. De 7, de 4, de 5 , de lo que sea, yo siempre quiero estar adentro.  Ahora en serio: para mí, sería un enorme desafío ser tercera línea en Jaguares y ver cómo rindo.

¿Te da igual medirte contra Ardie Savea que contra Brodie Retallick o Sam Whitelock? Son ejemplos, no es un planteo puntual. Pueden ser sudafricanos o australianos también.

¡Posta! me gustan de igual manera los dos puestos. No soy ese segunda línea que se quedó con el ‘gustito’ de “yo podría haber jugado de tercera”… nada que ver. Disfruto muchísimo de jugar de segunda. Esté donde esté en la posición que sea, en el Super Rugby o en Los Pumas, sé que hay garantizado un duelo espectacular contra el jugador que me toque.

¿Y cuál es el duelo que, desde que existe Jaguares, más te entusiasmó tener?

¿Como segunda línea? Franco Mostert –ex Lions, actualmente en Gloucester (ING)– pero tal vez sea por el pasado reciente. Pero es que han salido o he vivido enfrentamientos geniales contra él, sobre todo en la hilera. Es un jugador que tiene un gran line y como el año pasado fue la formación de la que yo me tuve que hacer responsable, Lions planteaba -y seguramente lo hará- una defensa muy complicada ahí, tienen un line muy rápido… Ese enfrentamiento mental y físico contra Mostert, estuvo bueno. Obviamente ni que hablar con Retallick, Whitelock… es raro que en Super Rugby no haya jugadores excelentes. Son todos buenos.

Fuiste uno de los líderes de pelotas robadas en el line de todo el año pasado. ¿Este año te veremos hacer foco ahí como tu “especialidad” y en la lectura del rival, o vas a cumplir otro rol en la formación?

A mí me gusta saltar y ser partícipe en el line. El año pasado con Mati (Alemanno) lo hicimos bien y la idea es seguir de esa manera y te aseguro que tenemos las mismas ganas de que pase lo que pasó en 2018, donde fuimos efectivos en esa formación y fue uno de los puntos fuertes del año. Tenemos la cabeza metida en eso.

¿Qué significa para vos cumplir la función de ser “Líder de line“? ¿Qué implica y que trae aparejado?

Es una responsabilidad muy grande y muy linda para tener. Creo que toda decisión y ejecución -sea buena o mala- recae en el líder del line porque tuvo toda la semana para preocuparse y ocuparse para que los movimientos sean buenos y que los jugadores se sientan confiados en que van a poder lograr la excelencia en la formación, con lo cual, es una tarea no sólo del partido, sino de toda la semana y todas las semanas. Así como cuando sale mal te querés morir, cuando sale bien es una alegría y una satisfacción inmensa, porque tomaste una buena decisión y porque pudiste transmitir esa confianza al resto de tus compañeros.

Entrevista: Claridad de conceptos y trescientos mil tackles, en una foto

Mike Brewer intimida desde sus casi dos metros, sus manos gigantescas al estrecharlas y su semblante kiwi, hecho y derecho, más parecido a lo que uno espera de un tercera línea áspero (que lo era y vaya si lo era) pero, cuando empieza la charla, hay un giro. Notorio. Del “parecer” al “ser” hay una distancia muy amplia. La primera impresión es que pasa uno a conversar con un docente de escuela secundaria, con el Tutor que aconseja y guía más que con el experimentado entrenador que es y el picante jugador de Otago y All Blacks que fue. En definitiva, esa primera impresión perdura y se acentúa.  En el marco de su presencia en Argentina para presentar el Curso de IRASAM (International Rugby Academy South America, de la que es entrenador) tuvimos una rato para charlar con él.

Buenos Aires no es Invercargill” dice, para trazar también una comparación casi inimaginable. Se refiere a su estadía acá, en esta convulsión latina de luces y exitismo que nada tiene que ver con la rusticidad, quietud y calma sosegada de lo más al sur posible, del lejano sur neozelandés. Antes, la foto con Georgie Allen y Tati Phelan que ilustra esta entrevista. Un colega, Gastón Zmuda, desliza un “trescientos mil tackles entre los tres”… y es terriblemente cierto y debe haber sido doloroso para los rivales comprobarlo.

Habiendo pasado tanto tiempo en el hemisferio norte como entrenador, ¿cuál es el dilema rugbístico, si es que lo hay, entre los jugadores del hemisferio sur y los del norte?
No es un problema en sí mismo, sino un tema cultural, diría, hasta de aprendizaje. No me voy a referir a Sudáfrica, pero sí puedo hablar de Nueva Zelanda, Irlanda e Inglaterra, que conozco perfectamente bien. Ellos, en el norte, son metódicos. Van de A a B, de B a C, de C a D y cuando D se agotó, bueno… patada a algún lado definido y vuelta a empezar para, una vez con la pelota, recomenzar el ciclo. En el Sur, al menos los equipos neozelandeses y por lo que he visto, Jaguares y me animo a decir que también en el rugby amateur de aquí (NdR: Estuvo en Atlético del Rosario, varios días, colaborando) se puede ir de A hacia D, de D a J, de J a N y de N a B, casi sin problemas. Bueno, cada uno con sus cosas, pero en el Norte, seguramente, esa falta de romper estructuras los hace algo más previsibles. Ni mejores, ni peores, previsibles. En el Sur hay más adaptabilidad a las situaciones que surgen en un partido.

¿Pero no fue la Rush defense de Lions lo que de alguna manera doblegó a los All Blacks?
Si, ese día seguramente influyeron otros factores pero lo que quiero decir es que siempre fue rush defense. No hubo de momento y siempre hablando en general, una disposición natural a intentar sorprender. Fue Rush defense y listo. Le ganaron a Los All Blacks, si, pero eran 15 contra 14 (risas).

Y ese romper estructuras, esa “salida del molde” que es más latina que sajona, ¿cómo la suplen en Nueva Zelanda para que no se sepa que van a hacer?
Sorpresa táctica -algo que cualquier equipo de elite, estudiado, hace o debiera hacer hoy día- y en Nueva Zelanda, particularmente, las destrezas que manejan y se enseñan desde chicos, que permiten tomar decisiones y riesgos en el campo que no necesariamente están planificadas.

¿La “invención” de la palabra catchpass viene de ahí? ¿De esa gestación táctica?
No lo sé. Si, es una forma de hacer algo que resuelve muchas situaciones, ahora tiempo en la toma de decisión. Es casi natural. (NdR: tomar la pelota y pasarla, todo en el mismo movimiento, a la carrera con mucha velocidad y precisión).

¿Hay algo con los Terceras Líneas, ex All Blacks, que por alguna razón o nacieron y/o además se desarrollaron en Canterbury o en la Isla Sur que los convirtió en entrenadores con éxito y o sucesos diversos? Alex Wyllie, Todd Blackadder, Scott Robertson, usted…
Nunca lo había analizado… En realidad, un tercera línea tiene que pensar más rápido que el resto, tiene que saber correr las líneas, tiene que tener una visión completa de lo que pasa y puede pasar en el campo. Y agrego algo, por lo general en sus equipos -cuando no en All Blacks- esos jugadores también por lo general han sido o son los capitanes. Caso Richie (McCaw) o el mismo Read, incluso Blackadder. Los terceras líneas tienen una comprensión general del juego mucho más amplia, generalmente es así.

¿Y cómo puede explicar la llegada de Scott Robertson y el título a Crusaders, que se le negó a Blackadder y cómo ha sido su primer año a cargo del Bath?
Lo de Scottie no sorprende: él tiene una llegada a los jugadores que genera un clima en el plantel que es propicio para que todo salga bien. Es un entrenador excelente y muy abierto a escuchar no sólo a sus referentes, sino a todos. Ya lo había hecho con los Baby Blacks (los M20) y ahora lo hizo en Crusaders. Sobre Todd, bueno, es particularmente complejo llegar a una cultura diferente y que las cosas se le simplifiquen a un entrenador si no tiene tiempo para entender a esa cultura, para observar, para adentrarse en la nueva realidad… no sólo se trata de entrenar, se trata de entender de manera completa la nueva situación, los jugadores que uno va a entrenar, el lugar. Y Todd es una persona distinta, no es Robertson… Tal vez le cueste un tiempo más adaptarse al Bath.

Crédito foto: Daniel Salvatori